Aquí vienen los 10 pasos del Código de Conducta 3000 que se dirige al público en general y a todas las personas involucradas en la nueva Educación y en la enseñanza. Fue publicado el 10 de Agosto del 2014.

  • Nos comprometemos a promover el cambio empezando por nosotros mismos/as. Nosotros mismos/as somos los que incansablemente debemos seguir el camino del aprender, crecer y florecer en sabiduría, amor incondicional y voluntad.
  • Nos comprometemos  a “enseñar algo” sólo cuando se nos lo pide. Es decir proveer lo que podemos proveer de manera oportuna, en el momento correcto, en el lugar correcto, en la actitud correcta, evitando el orgullo y la presunción.
  • Nos comprometemos a la comprensión y la tolerancia. Lo primero que tenemos que hacer es escuchar y conocer bien las costumbres del lugar donde nos encontramos. Donde vayamos, estamos invitados a nuevas Tierras y Culturas. Siempre “escuchar” primero, y “partir” de donde sabe uno: eso significa que se inicia una enseñanza a partir de datos y hechos que ya sabe nuestro interlocutor. Empezamos de manera lúdica y concreta, desde “campos” conocidos y de la escucha profunda.
  • Nos comprometemos a confiar en el proceso de educación y en el crecimiento innato del ser humano. Las enseñanzas se dan “casi por sí solas”. Nosotros podemos inducir procesos, pero no podemos aprender “por el otro”, ni forzarlo, ni interferir en su ritmo evolutivo.
  • Nos comprometemos a enseñar desde la experiencia y desde el ejemplo, vivir lo que se dice, ser congruente con nuestras  palabras, acciones y pensamientos. La gente “hará lo que hacemos aunque no digamos nada, y no necesariamente hará lo que digamos si no lo hacemos”.
  • Nos comprometemos a la horizontalidad, dejando de lado la vanidad. Todos/as apoyamos a todos, la educación es circular.
  • Nos comprometemos a siempre a seguir aprendiendo. No creemos que lo sabemos todo, por lo contrario. Más uno avanza, más se da cuenta de todo lo que no sabe, y eso es lo maravilloso de la educación circular espiralada.
  • Nos comprometemos a sostener una visión amplia y a mantener nuestra energía o frecuencia alta. Es importante lo que hacemos, pero es más importante “cómo” lo hacemos. Eso es con alegría, maravillándonos como niños/as, con poder de asombro, con pureza de corazón, autenticidad y simpleza.
  •  os comprometemos a que donde vayamos, prevalezca la paz y la armonía. La nueva Educación se “irradia”, no se predica.
  • Nos comprometemos al servicio altruista que construirá la nueva sociedad de manera armónica, valorando el respeto y el silencio. En efecto el silencio permite “recibir” muchas valiosas respuestas.