#15
Serie 2
Julio 2010

La e-revista para los precursores de la nueva educación.
Dedicamos este trabajo a todos los niños/as del mundo y a los por venir.

 

Noticias...

Dos eventos de Geometria Sagrada

Ver esta entrevista de Colombia esta muy buena
¡Bravo Colombia!
(click aqui)


1 . EVENTOS
JULIO 2010

Colombia 28- 31 de julio

Queridos amigos, amigas:

2. Tenemos el agrado de enviarles a las tres próximas giras de Pedagooogia 3000

Chile, septiembre y noviembre 2010 

México, octubre 2010

Argentina, octubre 2010

Si tienen amigos, parientes, colegas por estos países y ciudades, por favor ayúdennos pasando la voz, email, facebook, grupos de apoyo, radios y TV locales…

Un abrazo
Noemí y el equipo de Pedagooogia 3000



Enviar e-mail
Ver web

 

Contar Cuentos con el Corazón

Listo para imprimir

Agradecemos a Daniel Alfredo Hernández Corredor por este artículo y narrarnos las maravillas del cuento. Daniel vive en Chile. ¡ Gracias Daniel! 

Pienso que es importante que la educación valoricé nuevamente la tradición oral o la “oralidad” como dice Kareen Boller, Directora del colegio Kurmi Wasi de Bolivia.

La tradición oral

Conocí la narración oral escénica, Cuentería o Cuentacuentos, como un testigo cuestionador de un incipiente movimiento que surge en La Universidad Nacional de Bogotá en un espacio que fue llamado la Perola. Allí nacieron un sin numero de narradores que hoy en día tienen un trabajo maravilloso. En ese entonces como estudiante de Teatro, veía el tema como un arte menor, bastante popular y manoseado por personajes que no tenían la más mínima idea de la creación del personaje, de la puesta en escena y de la disciplina del actor. Los acompañe algunas veces por la amistad que tenia con algunos de ellos y para poder mirar el fenómeno como una manifestación cultural que pasaría pronto de moda.

RELATOS, CUENTOS, LEYENDAS...Era tanta mi ignorancia que ni siquiera tenia claro que uno de los espectáculos que me había motivado a estudiar Teatro, había sido precisamente de Cuentería. Un trabajo que con el tiempo supe era producto de una investigación y rescate de la tradición oral, de la comunidad de Tuquerres, al sur de Colombia. Para mi era algo llamado Teatro de tapiz, después supe que era una del las formas de contar historias que tienen algunas de las comunidades nuestras indo América.

 

Foto: Al desaparecer un bosque, un lago, una montaña... también perdemos su cultura popular y ... su magia. Obra de Fran Lezama , "personajillos del bosque".
Entonces la vida te va diciendo…

Entonces la vida te va diciendo…

Entonces la vida te va diciendo, te va contando, te va mostrando, te invita a deponer los egos; tanto así que después de varios años de logros interesantes en lo Teatral, la Cuentería me siguió acompañando en la voz de maravillosos narradores, pertenecientes a la compañía con la que trabajaba y con ellos comienzo a dar mis primeros pasos.

Con el tiempo decido radicarme definitivamente en Chile y aquí soy invitado nuevamente por la vida a convertirme en cultor y promotor del arte de contar historias, oficio que hoy me mantiene con el corazón expandido, comprobando en cada contada, en el escenario o en la vida, que si existe eso que los seres humanos llamamos amor.

Lograr entender la vida, encontrarse con ella y poder trasmitirla a través de tu oficio; y que además esto le vaya dando un sentido, es uno de los regalos maravillosos que te puede dar la vida misma.

Nuestro aporte al universo con amor

A algunos les lleva poco tiempo entenderlo, a otros nos cuesta más sobre todo cuando sustentamos nuestro trabajo desde el discurso y no desde el alma. En el momento en que comprendemos que lo más importante no es tener la mirada más critica, la técnica depurada, y los mejores argumentos, sino que simplemente todas las propuestas y miradas pueden ser complementarias; estaremos mirando nuestro aporte al universo con amor y en nuestro caso estaremos contando cuentos con el corazón.

 

El ego, la técnica, el oficio o el cuento

Desde aquí, desde mi historia, desde  mi cuento, es de donde entiendo mi proceso y planteo que son las historias las que nos muestran el camino. En este sentido creo que una de las circunstancias que más comúnmente se nos presenta en este oficio, es saber que definitivamente contamos para un público y que hay una necesidad de aceptación. En ese sentido buscamos el camino al éxito en nuestras contadas. Es natural y es una de las dificultades a resolver y  nuevamente tiene que ver con el ego. Por otra parte, el arte de contar historias es un oficio bastante solitario en el espacio de la creación y que a diferencia del Teatro por ejemplo, no tenemos alguien al lado que nos baje los humos, que muy fácilmente se suben a la cabeza, sobre todo si pensamos que cada cuento que abordamos para ser contado en la escena, se convierte para nosotros en un hijo y a los hijos normalmente no queremos que nadie  los toque.

Ver imagen en tamaño completoEntonces la primera pregunta que nos deberíamos plantear es si sustentamos nuestro trabajo desde el ego, desde el cuento, desde la técnica  o desde el oficio.

Foto: … muchos años atrás, cuando el mundo era aún muy joven,
salvajes y maravillosas criaturas
corrían libres por todas partes.
El más hermoso de todos ellos era el Unicornio.

Definitivamente todas estarán allí presentes y tendrán su grado de importancia, incluso algo de orgullo debe aparecer después de una buena contada, una gran satisfacción. Alguien alguna vez comentaba que no puedes hacer como que nada paso cuado la gente se te acerca y te felicita por tu trabajo, un mínimo de agradecimiento a ese reconocimiento, para no defraudar al otro que se ha  acercado con la emoción viva y así no entrar en una falsa humildad. Agradecer, al cuento, a las personas que viajaron contigo a través de la historia, pues sin ellos sería imposible. Y a los dioses por confabular (con-fábula) por haber sido elegido para ser transmisor de ese ritual.

Subirse al escenario sin ninguna otra expectativa que ser el vehiculo para que el cuento haga su aparición, sin esperar nada a cambio desde lo personal, en paz, amor, y libertad así sea sólo por ese momento es un acto puro. Un acto muy difícil de lograr por lo demás, pero finalmente un acto puro y sin esperar nada, incluso que no suceda así.

“En paz puedes ver, en amor puedes escuchar y ahí viene la palabra”(Dr. Jorge Ivan Arango, del seminario “Biocibernetica, bioinformacion, biocircuitos” Stgo-Chile Marzo de 2010).

¿Escogemos el cuento o es el cuento quien te escoge?

En la dinámica de buscar un buen resultado, muchas veces buscamos cuentos que a nuestro juicio pueden ser ganadores, se les ve la posibilidad de ser infalibles, ya sea por que vibramos con el autor, por su forma como esta escrito o como fue contado, incluso, por que creemos que es nuestro deber transmitir  lo que plantea el cuento como aporte a la humanidad. Son cuentos que muchas veces se nos convierten en una utopia. Tratamos de mantener el lenguaje como esta escrito por el autor, pero este no pertenece a nuestro léxico y se hace difícil hacerlo orgánico  o simplemente es un cuento de esos engreídos que nos genera impotencia. Ahí tal vez habrá que resignarse y dejar pasar un tiempo a ver si esa relación evoluciona o definitivamente como en la vida, reconocer que lo que es para uno es para uno; o no es el momento para amigarse con ese cuento y tal vez nunca lo será.

Carolina Rueda(De algunas notas personales de Carolina Rueda, Cuentera colombiana.) dice que los cuentos son como personitas y que así como a veces conoces a alguien e inmediatamente se puede crear un lazo de amistad, así mismo puedes conocer a alguien con quien en ese momento no haya la más mínima relación y con los años al encontrarse de nuevo sean amigos para siempre. Así también sucede con los cuentos. 

Dentro de la técnica podemos encontrar algunas ideas que nos pueden ayudar para encontrarnos con el cuento, sin embargo a mi forma de ver, definitivamente es el oficio el que con los años te define como narrador, te define también como persona y por ende define tu estilo, si pensamos en que este simplemente es el reflejo de quien eres realmente en la vida misma.

Magdalena Labarca maravillosa narradora Española, dice que el estilo del narrador tiene que ver con su personalidad e incluso metaforiza este postulado dando algunos ejemplos de narradores que hacen honor a los 7 pecados capitales. Mauricio Linares, la pereza, Carolina Rueda la gula por ejemplo.

Si el estilo es aquello que finalmente somos, entonces es posible que a partir de nuestro encuentro como narradores con nosotros mismos, reafirmemos nuestra forma de pararnos en el escenario y nuestra forma de pararnos frente al mundo.

“Contar cuentos con el corazón”

Retomando el tema de la técnica, dentro de mi propuesta de “contar cuentos con el corazón”, tratare de relacionar algunos conceptos básicos aprendidos en diferentes seminarios de Narración Oral  -específicamente con Carolina Rueda-, con otros conceptos que surgen de la propuesta de reconocernos como seres humanos, que hacemos parte de un sistema perfecto, donde cada uno somos una nota única en el concierto de la creación, donde somos parte de un todo y donde cada una de nuestras acciones repercuten en la totalidad del universo.  

El cuerpo físico

Tenemos ojos, nariz, brazos y piernas. A determinada edad comenzamos a hacer conciencia de este cuerpo físico,  sin embargo con el tiempo en el diario vivir  perdemos esta conciencia y esto mismo hace que nos sea mas difícil tenerla en el escenario.

Comenzamos a florecer en el momento que volvemos a tomar conciencia del cuerpo físico, de nuestra respiración, de como estamos parados, que puede estar diciendo esa postura y como tomado conciencia, podemos incluso romper cualquier regla, que en algún momento nos hayamos auto impuesto o haya sido develada por alguna teoría al respecto.
Pero existe además un cuerpo emocional con el que hemos aprendido a definir miedo, tristeza, alegría etc. Y lo articulamos desde la percepción a través de los sentidos.
Esta es la manera de conocer, de aprehender el mundo, es la forma como construimos el universo simbólico, que existe desde el momento en que lo dibujamos por medio de la palabra. Con ella lo Articulamos, ordenamos y justificamos.

Nada llega al intelecto sin que antes haya pasado por los sentidos
(Aristóteles)

Entonces si al cuerpo físico le sumamos el cuerpo emocional, surge el pensamiento y esto nos determina como seres humanos.  

Este pensamiento depende del entorno en que se ha formado el narrador, de la familia y de su cultura, entonces el narrador es conciente que además de ser un sencillo puente entre la historia y el espectador, debe también saber que reproduce la historia a través de lo que sus sentidos perciben, desde su mirada del mundo y que será su personalidad la que puede llegar a intencionar el relato de una u otra forma. Además esto será lo que lo diferencie y le de una impronta como narrador. En esa media es importante recordar que cada uno somos una nota musical única y que para poder mantenerla afinada y dar el tono exacto, hay que estar evitando el ruido que produce el prejuicio y entender que solamente aportaremos a esta gran melodía, al reconocer que es necesario que las demás notas sean diferentes para poder hacer la composición universal.

El cuento, un viaje maravilloso

Otra forma maravillosa de verlo es entender que nuestro cuerpo físico es el instrumento, la cualidad, el músico es el alma, la que nos da el sentido y se proyecta desde el corazón y la música es la vida, la que construimos entre todos. Por eso en el arte de narrar la historia se construye con la conciencia del cuerpo físico, contando desde el corazón y viajando en comunidad, solamente con el otro, con los otros… con el público.

Finalmente la mirada es la ventana por donde podemos asomarnos para resonar en el corazón del otro. Mantener abierta esta ventana es comprobar durante el relato que entramos al mundo emocional de quien nos escucha y que somos un solo sentimiento que viaja a través del relato, siendo parte de un todo.  La mirada, una de las primordiales conciencias que se debemos tener al momento de narrar y de vivir.

Contacto:
Daniel Alfredo Hernández Corredor, Marzo de 2010.

Licenciado en artes escénicas, Narrador oral. Director, “Encuentro Iberoamericano de Cuentería, Región Coquimbo”, MITÓMANOS CUENTEROS, Chile. Informaciones al  fono 53-634279/089368258. E-mail. ratoncuentero@hotmail.com, www.mitomanoscuenteros.galeon.com

Fotos

de Daniel Hernández
y de las páginas Web:

http://sensibilizarte.ning.com/groups/
http://www.encuentos.com/leyendas/la-leyenda-del-unicornio-leyendas-del-mundo-criaturas-mitologicas/
http://www.imagenesamor.net/wallpaper/corazon-de-cuento/

Este correo es un servicio de Pedagooogía 3000. Si deseas:
- SURCRIBIRTE, hazlo directamente desde nuestra pagina web: www.pedagooogia3000.info

- CANCELAR la suscripción, envía un mensaje a
baja@pedagooogia3000.info, asunto: baja

Exhortamos a distribuir este material, sin fines comerciales, por vía electrónica o impresa, siempre y cuando se respeten los créditos del servicio, los autores, así como se mencionen la fuente y el enlace.
2010 Pedagooogía 3000 ®