#13
Enero 2008

La e-revista para los precursores de la nueva educación.

 

Dedicamos este trabajo a todos los niños/as del mundo y a los por venir.

 

En esta edición...

• El niño psiquico
• ¿Qué hacer y qué no hacer?
• Escuchar con un interés genuino, sin juzgar
• Los temores nocturnos
• Lo que no hay que hacer
• Quiero que mis papás me entiendan
• Con amor
Enviar e-mail
Ver web
Listo para imprimir

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Moderadora:
Noemi Paymal
(591) 772 17 913
Edición:
Yerko Guillén.
DiseñoWeb:
Sergio Silvestre L.

001

 

 

El niño psíquico ¿Qué hacer y qué no hacer?

 

Continuación del boletín 12.

 

b13Un niño, una niña o un joven psíquico, como la mayoría de los chicos del nuevo milenio, es más sensible que los demás y responde más agudamente a las emociones transportadas por la energía. Entonces, es prudente prestar atención a los nueve puntos que detallamos a continuación, para que su crianza sea más armónica. De todas maneras, estas recomendaciones son válidas para TODOS los niños e incluso para todos los miembros de la familia; nos hacen bien y nos brindan bienestar y seguridad emocional:

 

  1.   Es importante expresar nuestras emociones en forma honesta, para que el niño o la niña no sientan perturbación; no sabiendo discernir, a veces, sus propias emociones de las de otros, por el “efecto esponja” característico en ellos.
  1. Explicar al niño y la niña las eventuales emociones conflictivas de un grupo; de lo contrario podría incluso dudar de su propia estabilidad.
  2. Cuidar el entorno emocional inmediato del niño, generar apoyo y genuino interés (aún si no es fácil entender lo que le pasa); darles amor incondicional.
  3. Nunca tener miedo frente a una experiencia extrasensorial de su hijo, hija o suya; escucharles con normalidad.
  4. Proveer ropa de fibra natural a los bebés, niños, niñas y jóvenes. Utilizar productos de limpieza y cosméticos naturales. Evitar todo lo que es químico.
  5. Asegurase que tengan sus hijos suficiente ejercicio físico e intercambios regulares de energía con la naturaleza. Éstos son “los remedios” más seguros, sanos, naturales, sin efectos secundarios y baratos de todos los remedios.
  6. Cuidar la violencia física, les aterroriza. En otras palabras, bajo ningún motivo, recurrir a los golpes o castigos b13físicos o chantajes emocionales. Obviamente, esta recomendación, como casi todas las otras, es valida para todos los niños, mujeres y animales.
  7. Estos niños y niñas tienen una sensibilidad especial a los campos electromagnéticos, explosiones solares y otras manifestaciones astronómicas, y se pueden alterar por ello. No colocar televisión u otros aparatos electro-magnéticos en sus cuartos, especialmente si se trata de un bebé o de un niño pequeño.
  8. Se deben limpiar psíquicamente después de todo contacto de grupo (puede ser simplemente tomar una ducha, tomar un baño de tina con sal o caminar descalzo por el césped) y deben “protegerse” cuando se encuentran en entornos sucios, hostiles o demasiado cargados de energía caótica.

 

Escuchar con un interés genuino, sin juzgar

 

Es importante escuchar al niño sin proponer ningún elemento de valorización, tanto positivo como negativo. Escuchar de verdad lo que ellos y ellas quieren expresar, aceptar con naturalidad como son y darles cariño incondicional.

 

Hay que tomar los fenómenos psíquicos con calma, lo más importante es no asustarse ni asustar al niño o a la niña, porque éste va a asimilar la reacción de la madre, padre o docente. Es decir, si lo toma con tranquilidad, el niño y niña estarán en calma y podrá manejar bien la situación; en cambio, si los adultos reaccionan con temor y preocupación, los niños van a preocuparse, pensando que algo está mal, que ellos están mal o que algo anda mal entre ellos y usted. Por eso es importante evitar mostrar expresiones de susto, ni gritar, ni castigar, ni negar (“Ves ¡No hay nada aquí!”).

 

Es aconsejable seguir la “corriente” al niño, a lo que está viviendo (no importa si es su imaginación o no), incluso si esto implica añadir un plato de comida para el amigo “imaginario” o arreglar otra almohada. Tuvimos varios casos de niños y niñas que padecían de gran tristeza por no ser entendidos a este nivel.

 

Los temores nocturnos

 

También es importante saber manejar los temores nocturnos y presencias de seres “feos”. Si el niño presenta este tipo de visiones o miedos, debemos darles protección (física, mental, psíquica, emocional y espiritual), abrazos y contacto corporal. Es útil en estos casos prender la luz y dejarla encendida toda la noche (con un pequeño foco de 40 voltios, es suficiente) si fuera necesario. Es bueno quedarse físicamente junto al niño (en la cama del niño o en su propia cama, no importa la edad del niño). Puede prender una vela (a una altura fuera de alcance del niño si es chiquito), incienso,  según sus creencias o religión, y estar seguro de la ayuda de los “Seres de luz” para manejar el asunto y ayudar al niño, la niña, la familia.

 

Lo que no hay que hacer

 

  1. Ignorarles.
  2. Decirles que están locos.
  3. Mandarles solos en su cuarto en la oscuridad.
  4. Decirles que no hay nada aquí, hacerles callar. Podemos así empeorar terriblemente la situación, bloquear al niño o niña, el cual puede perder la confianza en él mismo, en sus dones, en su misión y en usted.
  5. No valerse de los temores del niño para burlarse de él, o utilizarlos como medios de disciplina para controlar al niño y niña (o sea no decir cosas como: “compórtate bien sino va a regresar la bruja; el ‘cuco’ va a comerte de noche”).

 

Si siguen los temores en casos que los hayan, se hace necesario investigar y aprender sobre este tema; consultar a un profesional terapeuta que sea realmente de su confianza, a algún orientador experimentado. Es importante atender el asunto antes que tome proporciones demasiado graves. Es mejor prevenir que curar.

 

Quiero que mis papás me entiendan

 

A continuación escuchemos a algunos niños, niñas y jóvenes sobre sus experiencias.

 

Adriana Vargas de 10 años aconseja:

 

Quiero que los papás nos entiendan, no nos griten. Recomiendo a los papás que cuando les hablamos, nos escuchen más. Mucho me hace asustar mi profesora, nos riñe, me da miedo, es horrible. Dios es muy bueno, tiene tanta energía que es muy fuerte. Cuando le llamo, puedo sentir su calor. Los ángeles también tienen esta energía. (La Paz, Bolivia, 2005: cp).

 

Con amor

 

El Lic. Luis Ardaya Roca, psicólogo y terapeuta boliviano que trabajó más de diez años con estos niños y niñas, aconseja lo siguiente:

 

No hay que córtales la inspiración, es apropiado escucharles amorosamente, con normalidad cuando dicen lo que sienten y ven o cuando se comunican con un amigo invisible (invisible para los demás). Dejar que fluyan libremente con toda normalidad y no intervenir diciendo, por ejemplo: ‘No es verdad, no hay nada’ o peor decir: ‘No debes ver’ y hacerle sentir culpa. Lo que sí hay que hacer es preguntarles: ¿Qué es lo que ves? Si es claridad, si hay amor, o si sienten temor, si hay algo oscuro y actuar en consecuencia. Es importante que el niño sepa manejar la situación si un ser oscuro le molesta. Enseñarle como echar entidades no deseables de su cuarto, de la casa, con amor y luz. Por lo tanto, es importante que el mismo adulto aprenda de estos temas y busquen orientación. Decirles que Dios, con todo su amor, siempre los guiará y los ayudará en todo momento; y que estén atentos, porque les da directamente muchos mensajes y formas de sanación (La Paz, Bolivia, 2005: cp.)

 

Fotos tomadas de

www.elsingular.com

Este correo es un servicio de Pedagooogía 3000. Si deseas:

- SURCRIBIRTE, envía un mensaje a boletin@pedagooogia3000.info , asunto: inscripción
- CANCELAR la suscripción, envía un mensaje a baja@pedagooogia3000.info, asunto: baja

 


Exhortamos a distribuir este material, sin fines comerciales, por vía electrónica o impresa, siempre y cuando se respeten los créditos del servicio, los autores, así como se mencionen la fuente y el enlace.

Copyright © 2008 Noemi Paymal y Pedagooogía 3000 MR